Luis Romero

"BARÍTONO"

Inició sus primeros pasos musicales de la mano de la gran mezzo-soprano Matilde Vizcarri. Ella descubrió por casualidad la singularidad y amplio registro de la voz de Luis Romero, seguramente en algún acontecimiento de esos que propician la intervención espontánea de cualquier aficionado. Con Matilde, estudió solfeo y canto, especializándose en Lied desde los 22 hasta los 35 años. Luis Romero, nunca pensó en la música con la idea de profesionalizarse y vivir de ello. Por el contrario, la música como tantas otras cosas, como la filosofía, a parte, naturalmente de alcanzar los más altos reconocimientos como profesional de la peluquería y la estética o los estudios empresariales, constituían un camino y aprendizaje que requieren esfuerzo, rigor y autodisciplina, una oportunidad de explorar otros caminos o fuentes de inspiración y conocimiento.

Con la pianista Marina Nikitina, volvió a retomar su antiguo repertorio y con Estrella Cuello, participó en numerosos conciertos. A partir de aquí, su amigo, el gran tenor aragonés, Santiago Sánchez Gericó, le invitó a participar en un gran concierto en el Teatro Principal de Zaragoza en homenaje al centenario Miguel Fleta, cantando Di Provenza il Mar e il Suol de Traviata, Guitarrico y el dúo Là ci darem la mano de Don Giovanni con la gran mezzo Beatriz Gimeno y acompañado por el maestro Juan Antonio Alvarez Parejo.

Desde ese momento y con sus amigos Sánchez Gericó y Beatriz Gimeno, participa en numerosos conciertos (siempre con carácter benéfico) para la Real Hermandad del Santo Sepulcro de Zaragoza, Torreciudad, Basílica del Pilar, para la Conferencia Episcopal, Ciudadela de Jaca y en el Real Monasterio de San Juan de la Peña, acompañados siempre del maestro Eliberto Sánchez quien desde ese primer momento será su instructor, guía y preparador repertorista hasta la fecha, y con quien ha grabado en Junio de 2016 el CD "Canto a la vida" recogiendo arias de ópera, arias antiguas, romanzas de zarzuela y lied alemán.